Compartir

El día de hoy la fraternidad provincial celebra la vida, en los cincuenta años de consagración de Fray Juan Ávila Luna. La valentía de dar un sí total a Dios, se refleja en el día a día. En una entrega que exige hasta el ofrecimiento de la propia voluntad. La prueba primera el desgaste físico, pero con un corazón que cobija riquezas en experiencias de Dios. Sin duda un momento de encuentro para compartir. por Fr. Gildardo A. G. Díaz

Fr Juan Avila Luna

Síguenos en la redes sociales


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *